Casos y declinación en alemán

Ejercicios destinados a distinguir y practicar los cuatro casos de declinación del alemán. Esta particularidad gramatical es una de las cosas más difíciles de aprender de esta lengua y lo mismo ocurre con otros idiomas extranjeros, tales como el ruso, el turco y el latín, por citar algunos.

La complejidad se debe a los cambios de forma que experimentan los artículos, como así también a las diferentes terminaciones de los adjetivos, los pronombres y los sustantivos. Los cuatro casos de declinación del alemán son acusativo, dativo, nominativo y genitivo.

El acusativo se utiliza cuando la palabra forma parte del llamado objeto o complemento directo en nuestro idioma y señala la relación que se establece entre el sujeto y el objeto, coincidiendo con el español en la mayoría de los casos.

El dativo se corresponde con el complemento indirecto del español en un 90%.

El nominativo se usa cuando se trata de una palabra aislada, cuando la palabra integra el sujeto y cuando esta pertenece al objeto del predicado, siendo copulativo el verbo de la oración.

Finalmente, el genitivo se aplica, por lo general, cuando el vocablo forma parte de un complemento del sustantivo, asemejándose su función a la preposición “de” del español. Aquí encontrarás gran variedad de ejercicios para entrenar intensivamente la aplicación de estos cuatro diferentes casos, aprendiendo a diferenciarlos.

Ejercicios de gramática

no utilizado
no utilizado
no utilizado
no utilizado
no utilizado
no utilizado
no utilizado
no utilizado
no utilizado
no utilizado
no utilizado
no utilizado

llenado de espacios en blanco
opción múltiple


muy fácil
fácil
difícil
muy difícil